7 señales para identificar instantáneamente a alguien con un estilo de liderazgo deficiente

d

En los últimos diez meses, las empresas de todo el mundo tuvieron que lidiar con una pregunta importante: ¿Cómo lideramos mejor a nuestros empleados en la pandemia?

He hablado con innumerables líderes exitosos para aprovechar sus principales estrategias de liderazgo. Por ejemplo, asegúrese de que:

Si bien estos ejemplos muestran un buen liderazgo en tiempos de incertidumbre, no podemos descuidar la otra cara de la moneda: las prácticas y comportamientos de liderazgo que impactan negativamente en su fuerza laboral y hacen que los tiempos tensos y estresantes sean insoportables.

Con este fin, aquí hay siete hábitos de gestión negativos a tener en cuenta:

1. Descuide el crecimiento profesional de los empleados.

Según un nuevo estudio realizado por la plataforma de planificación en línea Doodle, el 49 por ciento de los empleados no sienten que estén recibiendo suficiente capacitación, entrenamiento o tutoría para avanzar en sus carreras. Además, el 50 por ciento de los empleados dijo que sus carreras se estancaron o incluso declinaron. Las empresas deben poner la tutoría y el desarrollo profesional a la vanguardia de su estrategia, misión, valores y cultura corporativos.

2. Falta de respeto por los empleados.

En una encuesta reciente de ResumeLab de What Makes Someone a Terrible Manager, descubrió que un alarmante 72 por ciento de la población encuestada fue tratada de manera grosera o irrespetuosa por parte de un mal jefe, y al 90 por ciento le disgustó este tipo de tratamiento. Además, casi el 70 por ciento de los encuestados fueron criticados frente a sus compañeros, y el 83 por ciento de ellos se sintió mal por ello. Finalmente, y quizás lo peor de todo, el 42 por ciento de los jefes venenosos culparon a otros por sus errores, lo que el 84 por ciento de los empleados considera injusto.

3. Trate a las personas como abejas obreras.

Muchos trabajadores en crisis se ven obligados a cumplir los deseos de una jerarquía de arriba hacia abajo estresada para aumentar los resultados y mantener felices a los accionistas. La felicidad o el bienestar de los empleados se suele descuidar, que es lo contrario de lo que uno desea en estos días. En consecuencia, la vida personal o familiar de las personas se sacrifica por el trabajo porque el exceso de trabajo es común. Como resultado, está expuesto a altos niveles de estrés, agotamiento y, en última instancia, rotación de empleados.

4. No pongas a las personas primero.

Si bien muchos gerentes de recursos humanos han recortado los beneficios de los empleados y han bajado los salarios, otros altos ejecutivos con los que he hablado están adoptando un enfoque alternativo para responder a la pandemia al continuar invirtiendo en su gente. Porque cuando cuidas a tus empleados, ellos cuidan a tus clientes. Y el resto se alineará.

5. Incapacidad para comunicarse bien.

Los problemas de comunicación son comunes en mi trabajo como líder de coaching. Demasiado, no lo suficiente, se están enviando mensajes incorrectos. Independientemente de la forma, la mala comunicación puede degradar la ética laboral, desconectar a sus empleados y dejar a sus clientes descontentos. En cualquier caso, una cosa debe quedar clara: la comunicación, ya sea interpersonal u organizacional, es una necesidad para el éxito.

6. Manda en lugar de influir.

Los líderes deben recordar que el liderazgo no dicta, ordena ni impone. Es útil para otros: los empleados primero, luego los clientes. Influencia significa empoderar a otros para que logren sus metas, sacar el máximo provecho de las personas, anteponer sus necesidades a las tuyas (como líder) y ayudarles a desarrollarse. Los comportamientos que llevan a la influencia apuntan al personaje. Está OMS eres, no lo que haces. Es una elección, no un proceso obligatorio o una lista de tareas pendientes.

7. Falta de integridad en la toma de decisiones.

Cuando se toman decisiones cuestionables sobre beneficios económicos o beneficios personales, los empleados lo saben. Y si lo hacen, entonces ya has perdido la batalla por el respeto. Sin embargo, si lidera con el ejemplo y muestra integridad en su toma de decisiones, dice mucho sobre usted, la persona. Quién es usted como persona en relación con los demás determina en última instancia su éxito.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son las suyas propias, no las de Inc.com.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario