Los clientes de izquierda de McDonald’s pasan el rato en Facebook. Lo que hizo Burger King a continuación fue un brillante ejemplo de inteligencia emocional

d

Imagínese la escena: se sienta durante horas en un McDonald’s drive-through. Está indescriptiblemente frustrado y visita la página de Facebook de McDonald’s para dejar una queja … solo para no recibir respuesta.

Entonces, de la nada, finalmente obtendrás una respuesta …

De Burger King. ¿Quién te ofrece un Whopper gratis?

¿Cómo te sentirías al respecto?

Este es solo un gran ejemplo de la reciente campaña publicitaria de Burger King Dinamarca, que se desarrolló en colaboración con la agencia de publicidad danesa Uncle Gray.

La campaña en las redes sociales estaba dirigida a los clientes de McDonald’s que se quejaron en la página de Facebook de la marca, informa Adweek::

Titulado «The Whopper Reply», los representantes de servicio al cliente de Burger King se acercaron a los fanáticos de McDonald’s respondiendo a sus mensajes con una divertida respuesta y un enlace para canjear un Whopper gratis.

El 24 de septiembre, Burger King hojeó más de 1,000 comentarios hechos por fanáticos de McDonald’s en Dinamarca, que abarcan días, semanas, meses y, en algunos casos, años.

«El servicio al cliente debe ser digno de un rey», decía el anuncio de Burger King. «Y aunque no somos perfectos, hacemos todo lo posible para ayudar a todos. Incluso a nuestros viejos amigos». (Puede ver el anuncio completo al final de este video).

«¡Esperamos dos horas en McDrive!» exclamó un comentarista.

«Bueno, cualquiera puede tener un día lento con comida rápida», respondió Burger King. «Aquí hay un engaño rápido».

«¡Solo tenemos un bollo en nuestro Big Mac!» otro cliente se quejó.

«¿Big Mac Convertible? Qué innovador», respondió Burger King. «Aquí hay un embuste con dos bollos».

«¿Por qué lo llamas Big Mac cuando no lo es?» preguntó otro cliente decepcionado de McDonald’s.

«En su defensa … nadie quiere un ‘pequeño Mac'», respondió Burger King. «Aquí hay un engaño normal».

Daniel Schröder, director de marketing de Burger King Suecia y Dinamarca, dijo Adweek que a su empresa no le estaba yendo lo suficientemente bien como para atender a sus propios huéspedes en línea. «Cuando lo miramos, nos dimos cuenta de que hay aún más fanáticos de las hamburguesas que merecen una respuesta», dijo Schröder. «Hicimos todo lo posible para ayudar con la esperanza de que un amor Whopper con una parrilla a la llama pueda ayudar a mejorar las cosas nuevamente».

La campaña parece haber sido un éxito. «Wow», respondió un cliente después de que Burger King extendiera una mano. «Estoy sorprendido. Qué servicio.»

«Qué gesto», respondió otro. Una persona simplemente comentó: «Gracias, respeto».

La campaña publicitaria de Burger King es más que inteligente. Este es un ejemplo de cómo las marcas pueden usar la inteligencia emocional para construir relaciones significativas con los clientes.

Por qué la reacción de Burger King es emocionalmente inteligente.

La inteligencia emocional es la capacidad de identificar, comprender y gestionar las emociones. Esto incluye desarrollar la calidad de la empatía, que sirve como base para todas las buenas relaciones.

Al analizar su propio servicio al cliente en línea, Burger King descubrió que se quedó corto. Por supuesto, podría haberse centrado en cómo mejorar y seguir adelante.

En cambio, la empresa se dio cuenta de que si perdía una oportunidad de oro, su mayor competidor también podría perderlo. Burger King se acercó directamente a los clientes de McDonald’s que ya tenían mal sabor de boca y aprovecharon la oportunidad para dejar boquiabiertos a esos clientes.

Luego Burger King dio un paso más.

El cupón para la Whopper gratuita se entregó directamente al cliente a través del teléfono móvil. Los clientes tenían que ingresar su número de teléfono para recibir su regalo gratis. Esto le da a Burger King el potencial para seguir atrayendo a estos clientes con ofertas especiales en el futuro.

Al final, Burger King consigue al cliente y su número de teléfono – a cambio de buen humor.

Así que recuerde, la próxima vez que vea margen de mejora, eche un vistazo a sus competidores. ¿Faltan en las mismas áreas? En este caso, mejorar su propio servicio puede abrir la puerta a resolver los problemas de los clientes de la competencia al mismo tiempo.

Esto significa que las emociones funcionan a su favor y no en su contra.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son las suyas propias, no las de Inc.com.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario